Consejos para tu búsqueda de empleo: la entrevista de trabajo (I)

La importancia de la entrevista de trabajo dentro del proceso de selección va a depender de la complejidad del proceso y del tipo de puesto que se desea cubrir, así que, ante la creencia extendida de que la entrevista de trabajo es la parte más importante de la selección de un candidato, podemos comenzar diciendo que no siempre lo es y que además, no siempre se va a tratar de un cara a cara entre el seleccionador y el candidato.
Lo que sí podemos afirmar, es que la entrevista es la forma más habitual en que los seleccionadores comprueban por sí mismos que el candidato es idóneo para el puesto ofertado y que su formación, competencias, actitud y experiencia profesional coinciden con las descritas en su perfil (currículum) pero también, que el candidato va a encajar en el puesto, en el equipo y en la empresa de que se trate.
Por eso, es importante preparar bien la entrevista de trabajo, pero con cuidado y de forma inteligente. Para empezar, en el momento en que sepamos que estamos convocados a una entrevista de trabajo deberíamos hacer dos cosas:
  1. Buscar y examinar bien la oferta a la que en su día nos presentamos pues quizás haya pasado algo de tiempo: el tipo de puesto y, si la conocemos, la empresa en la que podríamos trabajar. Recopilar información sobre la empresa, conocer su tamaño, sus líneas de negocio, sus ubicaciones y las referencias, noticias o comentarios que encontremos sobre ella es importante. Hay que tener en cuenta que, a veces, si se trata de una consultoría o de una ETT, no lo sabremos hasta el momento de la entrevista.
  2. Repasar bien nuestro currículum y preparar (si, pensar en frases completas y mejor aún, escribirlas) de qué forma explicaremos nuestra formación y nuestra experiencia para que encajen lo máximo posible con los requerimientos de la oferta. Recordar cada empresa y puesto en el que hemos trabajado y pensar en aquellas cosas que hicimos o aprendimos que nos puedan servir en este nuevo puesto es un ejercicio totalmente necesario. La entrevista, en definitiva, es un juego de impresiones, las que causamos y las que nos causan, y un candidato que no conoce su propio perfil profesional causa realmente muy mala impresíón..
El tercer paso obligatorio es planificar nuestro itinerario y la forma en que llegaremos a la empresa, una sencilla búsqueda en Google Maps de la dirección que nos han dado nos dirá cómo podemos ir y cuanto tiempo vamos a emplear. Puede parecer una obviedad o algo innecesario, pero las sorpresas y los imprevistos suceden y si tenemos planes alternativos será más difícil tener que disculparse con el entrevistador al avisar de que se llega tarde (siempre hay que avisar, SIEMPRE). Pedir un teléfono de contacto para avisar de imprevistos cuando se nos convoque a una entrevista de trabajo dice mucho y muy bueno sobre un candidato.
Autor/a: maria pilar alegre puyod Etiquetas: orientación laboral, consejos búsqueda de empleo, entrevista de trabajo Lecturas: 26

Comparte este Artículo


Información sobre Cookies

  • Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar su navegación web.
  • No se utilizan cookies para recoger información de carácter personal.
  • Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.